BOHEMIAN RHAPSODY: LA CANCIÓN QUE INMORTALIZÓ A QUEEN

Bohemian rhapsody

Por Manuel González

“… Is this the real life?, This is just fantasy?”, así comienza lo que es quizá uno de los hits más grandes de la época de los 70’s, y también, una de las canciones más reconociblemente universales de la historia del Rock N’ Roll. Es imposible no cantar sus primeras estrofas, pues la canción posee un efecto tan hipnótico que por mera inercia los labios empiezan a moverse, seas fan de la banda o simplemente un oyente casual.

Todo comenzó en Inglaterra, en un paisaje verde entre cabañas y animales de granja. Los miembros de Queen venían de una muy importante gira internacional y habían mostrado de lo que eran capaces con sus tres primeros discos. Sencillos como “Keep Yourself Alive”, “Killer Queen”, entre otros, eran solo pinceladas del monstruo creativo que se encontraba dentro de la cabeza de Freddie Mercury.

La banda poco a poco fue diseñando el siguiente paso en su evolución, sacudiendo sus mentes explorando nuevos métodos de producción en la búsqueda del mejor sonido y la mejor canción. Por eso es que el álbum, “A Night At The Opera” no haya fallado y que ahora “Bohemian Rhapsody” sea considerada como una verdadera obra maestra en la historia del rock.

Pese a que es muy difícil definir el estilo musical de Queen, una de sus características más reconocibles es mezclar una serie de frases y sonidos completamente diferentes entre sí y hacerlos converger en una misma canción, como si se tratara de una sonata en varios movimientos. Freddie tenía muy claro cómo debía ser la canción cuando presentó su propuesta.

Los miembros de la banda de manera individual trabajaban en sus propuestas para el siguiente álbum, pero quedaron maravillados con el trabajo de Mercury. Si los miembros de Queen poseían los instrumentos, estaba claro que Freddie era quien dirigía la orquesta. La complejidad de la composición hizo que las sesiones de grabación duraran entre 10 y 12 horas por día, una barbaridad.

Era mucho el desgaste físico, y las limitaciones tecnológicas de la época fueron llevadas al límite, tanto así que las cintas de grabación lucían transparentes debido a su desgaste. Cuándo el desafío de mezclar semejante pieza fue completado había un detalle más, hacer que el público la conociera.

Para la época los temas presentados en la radio no sobrepasaban los 5 minutos, Bohemian Rhapsody duraba cerca de 6 y a pesar de que el manager, productor y los miembros de la banda estaba encantados con el resultado final, lograr que una estación pudiese reproducirla completa era una tarea difícil por no decir imposible y lanzarla como hit, sería un fracaso. Había que cambiar las reglas del juego.

Fue entonces que Mercury contactó con Kenny Everett, presentador de la radio de Luxemburgo. Teniendo claramente el poder para influir dentro de la audiencia londinense, Kenny poco a poco emitió pedazos de la canción, hasta que por exigencia del público tuvo reproducida en su totalidad. Cuenta la leyenda que fue tal su popularidad, que en un solo día tuvo que ser puesta cerca de 14 veces.

Mucho se ha especulado sobre el significado real de la letra, los miembros de la banda probablemente se han enfrentado a esta pregunta decenas de veces aunque es probable que ni siquiera ellos mismos lo sepan. De hecho, fue esta una de las partes más criticadas de la canción en su lanzamiento, alegando que era un sentido que solo “se escuchaba bien”, catalogando la canción de absurda y boba.

Una de las teorías que más se comenta entre fans y casuales, es que Mercury hacía catarsis para sí mismo, peleando contra sus demonios personales y aquello que le atormentaba. Se dice también, es simplemente la narración de un crimen, en dónde el protagonista de la historia busca liberarse y obtener el perdón de sus cercanos. Es probable que nunca sepamos a lo que Mr. Mercury se refería realmente y quizá, sea mejor así.

Bohemian Rhapsody más que una canción, se convirtió en todo un fenómeno que a más de 40 años de su estreno original, ha marcado a distintas generaciones. Remasterizaciones, covers, tocada en vivo o en un viejo estéreo, Bohemian Rhapsody sigue helándome la sangre cada vez que puedo escucharla, disfruté como un loco la adaptación de la historia de Queen a la pantalla grande y lo mejor es que me llena de satisfacción que la vida y obra de sus miembros llegue a más y más gente, desbancando al reggaetón de las listas de popularidad (¡al fin!).

Hay pocos eventos históricos que puedan comparársele, me atrevería a decir incluso con el debido respeto, que fue el equivalente en el mundo del rock a los terremotos del ’85 y 2017 que sacudieron a México, todos recordamos lo que estábamos haciendo cuando lo oímos por primera vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s