TAXISTAS CONTRA CAÑEROS

El tránsito de camiones cañeros por la ciudad no sólo es necesario sino que representa la forma de vida de miles de familias que directa o indirectamente dependen de la producción de caña 

Por Ricardo Téllez
En días pasados, frente a la Central Camionera de Tepic, un camión cañero protagonizó un accidente en el que perjudicó a una unidad de taxi sin que, afortunadamente, hubiera pérdida de vidas humanas que lamentar, solo daños materiales. Según la explicación que dio J. Guadalupe Guzmán Rodríguez, presidente de la Unión Local de Productores de Caña CNPR de El Molino, el vehículo de alquiler transitaba por la Avenida Insurgentes y al ver el semáforo en amarillo se detuvo, pero el pesado camión que iba cargado de caña detrás de él no pudo frenarse, por lo que el operador del camión lo que hizo fue esquivar al carro compacto, impactándose entonces con el camellón y al hacer esto la carga se le tiró, cayendo gran parte de ella en el taxi.

Guzmán Rodríguez dijo además que todos los camiones de su organización están asegurados, que su funcionamiento está en buenas condiciones, que los operadores no conducen en estado de ebriedad, que circulan por su carril, entre otros requisitos, con la finalidad de evitar accidentes viales tanto en la carretera como en la ciudad, pero que aun así, teniendo en cuenta el accidente ocurrido a finales del año pasado ya están tomando medidas más drásticas para evitar percances como el referido.

Al respecto, el Secretario General del Sindicato de Choferes de Taxis, Transporte Urbano y Similares de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Gregorio Haro Amaya, dijo que ante la dificultad que representaría poder reubicar el Ingenio El Molino, es urgente aplicar nuevas medidas para evitar que no se den más accidentes de este tipo, ya que los choferes cañeros “han puesto en peligro” a los tepicenses, “pues es un riesgo eminente el ir detrás, el ir por un lado del camión”. Haro Amaya agregó que actualmente los camiones que tienen capacidad de 15 a 18 toneladas les andan cargando hasta 30, lo cual representa inseguridad.

Desde mi muy particular punto de vista, me parece que lo que plantea Haro Amaya es una exageración. No es que yo minimice el accidente ocurrido, pues evidentemente hubo un riesgo, se puso en peligro la vida del taxista y de los pasajeros, si es que los hubo, por lo que nadie en su sano juicio quiere que haya más percances de este tipo, pero en honor a la verdad, debemos de reconocer que han sido más los accidentes protagonizados por camiones de transporte urbano y por los mismos taxistas que los que se han contabilizado con los camiones de carga de caña, al menos hasta lo que se ha sabido. Por lo que si hablamos de riesgos y peligros, yante esta evidencia innegable, resulta más peligroso para los capitalinos el transporte urbano que el de carga de los cañeros.

Sin embargo, nadie está pidiendo sacar de circulación a los transportistas urbanos, ni a los taxistas. En lo que no le discuto nada, es el exceso de carga de los camiones cañeros, lo cual es evidente y, desde luego,significa un aumento en los riesgos propios de la actividad de traslado.

Cuando ocurrió el accidente ya referido, en las redes sociales algunos tepicenses se volcaron con señalamientos de acusaciones en contra de los transportistas de caña, pero pierden de vista lo que esta actividad ha representado durante muchos años para la capital y el estado en general, por su impacto económico y social.

El tránsito de estas unidades no sólo es necesario sino que representa la forma de vida de miles de familias que directa o indirectamente dependen de la actividad pues, como lo señaló Agustín Galaviz García, dirigente de la Organización Cañera de la CNC de El Molino, las organizaciones cañeras son generadoras de economía en la entidad:

“Los camiones que transportan la caña constantemente consumen combustible, lo mismo las cargadoras, los molinos cañeros le dan miles de empleos a los obreros y de oficina, lo mismo trabajan jornaleros, entre otras actividades más que cada zafra cañera se realizan derivadas de esta rama de producción del campo”.

La siembra de caña es una actividad productiva que, por cierto, le ha dado reconocimiento nacional a Nayarit, siendo además parte importante de su historia y de su identidad como estado, a tal grado que la caña es un cultivo considerado emblemático para los nayaritas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s